Organizaciones migrantes repudian asesinato de Djon Benjamin y postergación tramitación de ley

 “Nos siguen matando, negándonos una ley con enfoque de derechos humanos”, plantearon desde el Movimiento de Acción Migrante tras conocida la noticia del asesinato del joven haitiano y de la postergación de la tramitación del proyecto de Ley de Migraciones.

 

·         “El respeto de los derechos humanos de todas las personas en un territorio debería ser la preocupación esencial de sus representantes  y la garantía de un futuro más pleno para toda sociedad”, agregaron en una declaración (adjunta). 

Repudio e indignación manifestaron desde el Movimiento de Acción Migrante (MAM) tras conocerse la noticia del asesinato del joven haitiano Djon Benjamin al momento de pagar una deuda de 5.000 pesos al responsable de un cité ubicado Independencia.

“Son los actos de racismo, xenofobia que llevan incluso a matar un ser humano haitiano por una deuda de 5.000 pesos como ocurrió con Djon Bejamin recientemente, antes y en situaciones particulares como las de Joane Florvil, Benito Lalane, Maribel Pujol y tantos y tantas otras que en el silencio y la indolencia dejaron sus vidas en Chile cuando buscaban una mejor”, agregaron desde la organización.

A esto se suma el anuncio de la postergación de la tramitación del proyecto de ley de migraciones, “lo que significa que será en el próximo gobierno que se tratará en el parlamento. Van muchos periodos de gobierno que se deja para atrás el tema migratorio. Lo mismo ocurre  con las reformas al sistema de pensiones y la reestructuración del SENAME”, señalaron desde la organización.

“Quienes trabajamos por Chile para que tenga una ley migratoria con enfoque de derechos y respeto a todos los tratados firmados por el país, lo único que buscamos es  estar a la altura de los tiempos en pleno siglo XXI”, agregaron desde el MAM, asegurando que, desde la experiencia que han tenido “durante varios años, con la supuesta voluntad de legislar, se entretuvo a las organizaciones de migrantes, a las ongs que trabajan con la migración, a las universidades y en general a todas las organizaciones migrantes, mientras se avanzaba poco casi nada”.

Como concluyeron desde el MAM, “seguiremos con todas y todos, chilenos y migrantes que en este tiempo entendieron el desafío por un Chile inclusivo y trabajan por una sociedad intercultural, sin racismos ni xenofobia,  por la igualdad entre los seres humanos.  Con ellos hemos avanzado más que nuestros representantes, pero lo hemos hecho en las escuelas, en las universidades, en los campamentos, en los barrios, el los comités de viviendas, en los sindicatos, en diferentes fundaciones, en organizaciones no gubernamentales, en las Municipalidades con más voluntad que recursos. Con ellos seguiremos avanzando”.